¿Qué es arteterapia?

¿Qué es arteterapia?

* ”El Arteterapia es una profesión asistencial que utiliza la creación artística como herramienta para facilitar la expresión y resolución de conflictos emocionales o psicológicos. El Arteterapia se practica en sesiones individuales o en pequeños grupos bajo la conducción de un arteterapeuta. …Incluye los medios artísticos propios de las artes visuales, como la pintura, el dibujo, el gravado, la performance, la instalación, la escultura, el trabajo en volumen, la narrativa ligada a la imagen, la fotografía, el video.…Los arteterapeutas son profesionales del arte, la psicología, la sanidad o la educación que han cursado un máster universitario en arteterapia”.

“…Los/as arteterapeutas tienen por objetivo facilitar a sus clientes un espacio de expresión, que les posibilite crear y asumir sus propias decisiones. Animarles a utilizar los medios y procesos de creación plástica para indagar y descubrir aquellos aspectos de sus emociones que les resultan más complejos y confusos y que no siempre pueden ser formulados verbalmente. También acompañar y sostener a sus clientes durante estos procesos de exploración y construcción subjetiva”. *

** definición de la Asociación Profesional Española de Arteterapeutas (ATe)

 

¿Es necesario saber arte para acudir a sesiones de arteterapia?

En ningún caso se requiere tener conocimientos sobre medios artísticos. Ya que la obra no es un fin en sí misma, no es necesario conocer las técnicas ni siquiera haber utilizado nunca materiales para las artes plásticas. La meta está centrada en proporcionar un campo de expresión y comunicación alternativo o complementario a la palabra.

 

 

¿Cómo son los tratamientos?

Los tratamientos pueden ser de corta, media o larga duración, depende de si es necesario hacer un trabajo de contención, de acompañamiento focalizado en un conflicto puntual o de estimulación del crecimiento personal a largo plazo.

El objetivo primordial es crear un espacio suficientemente seguro, donde las dificultades psicológicas y emocionales puedan ser contenidas y elaboradas. El arteterapeuta conduce las sesiones permitiendo que la persona pueda expresarse libremente, y va recogiendo los significados afectivos de sus procesos sin apresurarse a hacer intrepretaciones de los contenidos. Los trabajos realizados se contemplan como enunciados que poseen muchos niveles de lectura diferentes y siempre, en último término, la persona que los crea es la única que puede llegar a comprender plenamente su significado.

El principio consiste en que es el paciente, y únicamente el paciente, quien posee las respuestas. Se trata de permitirle que caiga en la cuenta de lo que sabe, o se haga consciente de ello, con una actitud de aceptación”  (Winnicott, 1971:102).

 

 

¿A quién puede ayudar el arteterapia?

El arteterapia está especialmente indicado para desbloquear la expresión de las emociones difíciles de abordar con palabras. Es necesario que la persona quiera entrar en un proceso de indagación relacionado con  la actividad artística o bien, para empezar, esté dispuesta simplemente a vincularse con una actividad acompañada que le permita otro medio de expresión, tanto si el objetivo es ayudar al crecimiento, como la superación de momentos difíciles, el tratamiento de trastornos diagnosticados, o el seguimiento de situaciones derivadas de traumas.

Los campos de aplicación del arteterapia se extienden a la salud, la educación y la asistencia social. Se trata a niños, adolescentes y adultos de todas las edades, en consultas privadas, servicio domiciliario, escuelas, educación especial, salud mental, hospitales, centros de día, cuidados paliativos, atención emocional a enfermedades degenerativas y crónicas, centros penitenciarios, programas de desintoxicación…

 

 

¿Cómo actúa el arteterapia?

La relación triangular que se establece entre el paciente, el terapeuta y la obra, es el elemento esencial del vínculo terapéutico. La obra y su proceso de creación funcionan como  mediadores cargados de significado. El acompañamiento del terapeuta confiere seguridad a la relación entre la persona y sus procesos otorgándole el poder de explorar y reflexiónar.

Según las circunstancias las sesiones de arteterapia pueden presentar formatos y niveles de intervención distintos, siempre que se mantengan los elementos de un encuadre terapéutico:

El espacio y el tiempo.

Las sesiones tienen una duración y frecuencia acordadas que se fijarán al empezar el tratamiento. Deben darse en un espacio seguro que garantice su desarrollo sin interrupciones.

La función del/a arteterapeuta.

Los/as arteterapeutas tienen la función de facilitar, conducir y proteger las condiciones que hacen posible los procesos creativos.

Los materiales y la obra artística.

Los materiales deben ser variados y suficientes, ofreciendo diversidad de opciones expresivas sin resultar inabordables.  Las obras pertenecen a sus autores y tienen pleno derecho sobre ellas, pero permanecen bajo la custodia de la arteterapeuta mientras dura el tratamiento.

La confidencialidad.

Todo el contenido de las sesiones y de las conversaciones dentro del marco de tratamiento es confidencial, incluidas las obras o piezas producidas, dibujos, objetos, etc.

La seguridad y el respeto mutuo.

Son pilares fundamentales en cualquier relación terapéutica.

 

 Información de talleres y sesiones de arteterapia